23 de Agosto del 2021
Sala de Redacción
Lucía Topolansy y la importancia del Puerto de Montevideo
La entrega del Puerto es una verdadera alarma pública
Terminal Cuenca del Plata de la empresa Katoen Natie, puerto de Montevideo
Foto: Daniel Rodriguez - adhocFOTOS/ @derechos reservados

Previo a la interpelación al ministro interino de Transporte, Luis Alberto Heber, la senadora Lucía Topolansky apelaba a la comprensión de la importancia estratégica que reviste un puerto para cualquier nación y, en este caso, el Puerto de Montevideo para Uruguay.  Una vez transcurrida la interpelación habla de recurrir a la Justicia por ser un tema de "soberanía nacional".

Los fenicios, egipcios y griegos entendieron, entre los siglos X y V (a.C.), la importancia de contar con puertos en las ciudades más importantes. Construyeron entonces los primeros enclaves naturales en zonas protegidas de las inclemencias meteorológicas. A partir de esa concepción desarrollaron luego otros tipos de navegación que les permitió aventurarse más allá de los límites que les eran habituales.

Con el pasar de los siglos y el desarrollo de la tecnología, el transporte fluvial se convirtió en el más económico para el transporte de grandes cantidades de mercadería. Los avances técnicos y los tecnológicos, los radares en su momento, los contenedores y naves portacontenedores, las grúas pórtico, por citar sólo algunos elementos de la actualidad, han sido fundamentales para lograr una mayor eficiencia y seguridad, tanto mientras se navega como en la operativa portuaria.

En la actualidad el mar es el medio de transporte global más económico gracias a la  eficiencia energética que ha logrado el medio marítimo.

En nuestro país el principal puerto sigue siendo el de Montevideo, al menos "hasta que se decida la construcción de un puerto de aguas profundas", explicaba la senadora Lucía Topolansky en diálogo con el Portal APU.uy. “Es un punto de enclave importantísimo del Uruguay”, explicaba.

Sin embargo el gobierno decidió extender un convenio con la empresa de Bélgica, Katoen Natie, que no fue considerado en el Parlamento. "No pasó ni la sombra” se lamentó, agregando que de concretarse el mismo “la puerta del país va a estar en otras manos”, y por lo tanto también la soberanía “a través de una serie de normas de dudosa juridicidad".

Agrega además que se desaloja a los buques de la marina con lo que “por primera vez en la historia de este país, no va a haber buques de guerra en el principal puerto de la Nación”. A esto se agrega que el convenio supone que el país no podrá instar otro puerto en sus costas.

Ya transcurrida la interpelación, la senadora del MPP - Frente Amplio, comenta que si bien el contrato puede ser reconsiderado, eso depende "pura y exclusivamente" de la voluntad de la empresa. Por eso concluye con que el oficialismo tiene la oportunidad "de aceptar el juicio político, "si no, nos obligan a ir directamente a la Justicia, y lo haremos" afirma por considerar que estamos ante de una resolución que configura "una verdadera alarma pública".

Video