26 de Julio del 2021
Sala de Redacción
Otro 26 de Julio en Cuba
La libertad cuesta muy cara, y es necesario o resignarse a vivir sin ella o decidirse a comprarla por su precio *
Calle de La Habana
Foto: Pixabay.com

Cuba es una isla que está aislada pero rodeada de conflictos. El mundo entero opina de su sistema de gobierno, de sus limitaciones, de su historia de revolución y de su presente que no puede pensar en el futuro. El perfume de sus calles, la música que contornea los cuerpos y la pintura multicolor que invita a la esperanza, no logran ocultar las carencias de un pueblo que resiste.

Cualquier pretensión por abordar la realidad cubana debe necesariamente ser comprendida en el marco de un contexto histórico geográfico tramado en luchas de ocupación y violencia, el colonialismo español, y su conflicto con los invasores franceses e ingleses que se disputaban la isla y que invariablemente recurrieron a la aniquilación de la población indígena. Hay un ejercicio permanente de comprender la actualidad de Cuba a partir de una historia que coloca a modo de ideología hegemónica un anclaje en determinados eventos. Este relato se ubica de forma completa y sin posibilidades de dislocación, la Cuba comunista tomada en un acto revolucionario que exilia a Batista y expropia las pertenencias de miles de cubanos, generando casi que una única lógica narrativa historiable en relación a lo político y la política en Cuba.

Pero Cuba es estrategia geopolítica, hay desde hace siglos una economía de relaciones espaciales en torno a la isla que cómo dijera Foucault (1989) se da desde una serie de  saberes y poderes que se encuentran espacializados.

En 1837 se genera un incipiente movimiento liderado por Juan José Díaz de Espada Fernández y Landa, un obispo antirracista, antiesclavista, anti-latifundista, crítico de la oligarquía y que  asume un proyecto de desarrollo sobre la base de la pequeña propiedad agraria. Uno de sus seguidores, el padre Félix Varela Morales, fue el iniciador de la ideología de la independencia cubana. Este educador, político y filósofo, sostenía que Cuba debía ser independiente tanto de España como de los Estados Unidos y que esa independencia solo sería real si se lograba con los propios medios.

Pero esos intentos no prosperaron mayormente y forman parte en muchos casos de relatos omitidos de la historia oficial, aunque es probable que quedarán como un germen subyacente de buena parte de la población cubana. Estados Unidos intensificó su control comercial mediante importantes inversiones en azúcar, minería y tabaco. Hacia 1895 que ascendían a 50 millones de pesos. Hasta que el 24 de febrero de 1895 mediante un levantamiento simultáneo en Oriente y Matanzas se reaviva la lucha independentista y la figura política del escritor y periodista José Martí fue fundamental muriendo en la batalla de Dos Ríos a los 42 años.

En 1898 se firmó el  Tratado de París, entre España y los Estados Unidos, y mediante los españoles le entregaron al gobierno norteamericano, el control de Cuba, Puerto Rico, Filipinas y la isla de Guam. Esto ocurrió en el mes de diciembre y apenas el 1° de enero de 1899 EEUU inició la ocupación de Cuba hasta que terminó imponiéndoles una Constitución en la que se establece que el gobierno de Estados Unidos mantendría el derecho a intervenir en los asuntos internos de la isla cuando lo entendiera conveniente.  

Con los años se generan movimientos obreros y estudiantiles que fueron duramente reprimidos durante el gobierno dictatorial de Gerardo Machado que se mantuvo en el poder desde 1925 hasta 1933 hasta que huyó del país acorralado y debilitado, entre otras cosas, por dos multitudinarias huelgas generales.

La inestabilidad política se mantiene, se suceden mandatarios, se destituyen unos a otros mediante golpes de Estado que es como llega Fulgencio Batista en 1952 a gobernar la isla hasta que el 26 de julio de 1953 135 revolucionarios atacaron los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, acción en la que fueron derrotados y encarcelados. Al ser liberados se exiliaron en México desde donde se organizaron para regresar a su país.

En una serie de episodios épicos, los revolucionarios comandados por Fidel Castro, su hermano Raúl Castro, el argentino-cubano Ernesto “Che” Guevara y Camilo Cienfuegos, logran tomar el poder el 8 de enero de 1959, seis décadas después de aquel Tratado de París.

Estados Unidos reaccionó rompiendo relaciones con Cuba en enero de 1961. Intentó de muchas formas acorralar y derrocar al gobierno castrista que obtuvo un triunfo histórico en la “Bahía de Cochinos”.

El apoyo de la Unión Soviética situó a Cuba como un enclave estratégico y a la postre víctima de la Guerra Fría entre las dos potencias mundiales del momento: EEUU y la URSS. Cuba quedó aislada y además fue expulsada de la OEA.  A pesar que EEUU aún en plena Guerra Fría nunca rompió relaciones políticas y comerciales con la URSS y los países comunistas europeos.

Las sucesivas administraciones estadounidenses, ya fueran demócratas o republicanos, mantuvieron el bloqueo a la Isla sumiéndola en una realidad desesperante y que desemboca en algunos y actuales episodios de descontento de la población.

El bloqueo estableció la negativa de toda asistencia al gobierno de Cuba y la autorización para que el Presidente de los Estados Unidos fijara y mantuviera el embargo total del comercio entre ambos países. En una de las tantas enmiendas  se establece que no se proveerá de asistencia a "cualquier gobierno de Cuba", ni se permitirá la asignación de ningún tipo de cuota de importación de azúcar cubana, y todo esto bajo la justificación de que se trata de un país “comunista”.

En 1996 el presidente de Estados Unidos, Bill Clinton, firmó y puso en vigor la llamada Ley de la Libertad Cubana y Solidaridad Democrática, más conocida como Ley Helms-Burton, por los nombres de sus principales promotores, el senador por Carolina del Norte, Jesse Helms, y el representante por Indiana, Dan Burton.

La consecuencia, buscada por los Estados Unidos, fue la de lograr el retiro de todas las inversiones europeas en la Isla y forzar la caída de la Revolución Cubana, y, desde el punto de vista económico, intimidar más que desestimular, a los empresarios extranjeros para tratar de evitar las inversiones y el comercio internacional con Cuba.

Así se llega a este momento en que no es posible  simplificar en tres o cuatro ejes la realidad cubana que, a pesar de ese bloqueo ha desarrollado un sistema de salud ejemplar y solidario con otros países del mundo, y recientemente elaboró, a pesar de las limitaciones, una vacuna para combatir la pandemia de COVID-19. Sin embargo, producto de ese mismo bloqueo, no recibe “jeringuillas” para vacunar a su población.

¿Desde dónde observamos y evaluamos entones la escasez de productos de primera necesidad? ¿Lo vemos como una responsabilidad de un gobierno comunista o como la responsabilidad de un bloqueo imperialista? ¿Es la tozudez de un gobierno revolucionario o la impertinencia del accionar de fuerzas contrapuestas que aislaron y tomaron de rehén a la población de un país?

¿Cómo evaluamos los procesos exitosos en materia de administraciones políticas en la región?  Cuba es permanentemente arbitrada en un marco de análisis de los llamados procesos democráticos. Sin embargo, el mismo gobierno de EEUU que ha condenado a Cuba  cuestionando sus procesos ha financiado distintos gobiernos de facto, por ejemplo el Plan Cóndor en nuestro Cono Sur.

Los datos en materia del índice de desarrollo humano que ubican ampliamente mejor a Cuba que el resto de la mayoría de los países de América Latina y el Caribe, son omitidos de distintos análisis geopolíticos.

Es probable que democracias precarias como tiene la región de América Latina (Abramovich, 2006) con altos índices de desigualdad, pobreza y exclusión social sea el mejor modelo para aplicar.

 

* José Martí

Bibliografía citada:

Abramovich, V. (2006). Una Aproximación al enfoque de derechos humanos en las estrategias y políticas de desarrollo. Revista de la Cepal. N. 88. abril 2006.

Foucault, M. (1989). Vigilar y Castigar, Siglo XXI Editores, Madrid.

PNUD. (2020). Informe sobre Desarrollo Humano 2019 Más allá del ingreso, más allá de los promedios, más allá del presente: Desigualdades del desarrollo humano en el siglo XXI. Copyright © 2019 Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo. 1 UN Plaza, Nueva York, NY 10017, Estados Unidos. Disponible en:

http://hdr.undp.org/sites/default/files/hdr_2019_overview_-_spanish.pdf

 

Artículos relacionados:

https://apu.uy/noticias/el-plan-condor-finaliza-su-vuelo-en-italia

https://apu.uy/noticias/verdad-y-justicia-el-compromiso-de-las-generaciones-jovenes