01 de Diciembre del 2021
Victor Manuel Rodríguez
Xiomara Castro, nueva presidenta de Honduras
Rossel Montes: “Estamos retomando las riendas de lo político”
Rossel Montes analiza resultados electorales en Honduras
Filósofo, escritor y analista hondureño Rossel Mones

En entrevista exclusiva para el Portal APU.uy el filósofo, escritor y analista hondureño Rossel Montes analizó el momento que vive Honduras tras las elecciones del pasado domingo donde se erigió una nueva opción de poder para dirigir los destinos del país.

A pocas horas que el candidato Nasry Asfura, reconociera la victoria de Xiomara Castro como nueva presidenta de la nación hondureña analizamos el presente y el futuro de la democracia y sus instituciones de cara a la reafirmación de la vida democrática.

El Partido Libre y sus aliados logran romper una hegemonía bipartidista, logrando un hito histórico de participación en procesos electorales, al tiempo que se constata una alta participación de la juventud y una renovación legislativa importante.

La expectativa se centra ahora en los pasos que dará el nuevo gobierno en sus primeros 100 días de gestión para hacer frente a la difícil situación económica que vive el país, avanzar hacia la recuperación de las empresas públicas – mayormente privatizadas – y activar los mecanismos sociales y económicos que atiendan la sangría migratoria que vive Honduras.

 

Xiomara Castro, presidenta electa de Honduras

 

APU:. Rossel, ¿Qué representa este triunfo de Libre para Honduras?

RM:. Lo que significa es que estamos viviendo un momento histórico, es algo que no se había dado en la historia reciente de Honduras, de hecho, no se había dado en los casi 200 años que tiene esta nación. Es algo totalmente novedoso porque se ha roto esa hegemonía de los partidos políticos tradicionales e históricos que fuera producto del golpe de estado que generó una fractura bipartidista que con la victoria del partido Libertad y Refundación está culminando. Al mismo tiempo se está iniciando un nuevo proceso en la historia democrática de este país.

APU:. Honduras está dividida en 18 departamentos y 298 municipios autónomos, Libre ganó en casi todos los departamentos?

RM:. El oficialismo ganó solamente en un municipio, que colinda con Nicaragua llamado El Paraíso donde fue preponderamente nacionalista, pero hay algunas teorías conspirativas ya que se hablan de algunas cosas raras que pasaron por allí. Pero, esas cosas van a ir saliendo a la luz en la medida que se vayan escrutando las urnas. Hasta este momento se han escrutado más del 50% pero es un sistema electoral bastante lento y deficitario el que tenemos. De todos modos ha dado muestras de mejoría en algunos aspectos. Se hicieron algunas reformas cosméticas, pero a pesar de eso el Partido Nacional no pudo tener el control total y eso ya es un adelanto.

APU:. Más allá de la victoria electoral ahora hay todo un proceso de darle gobernabilidad a esta victoria. ¿Cuáles crees que van a ser los primeros pasos para lograr la gobernabilidad?

RM:. Anda un comunicado que ha sido difundido donde se establecen los primeros pasos y los primordiales son cuestiones vinculadas a la economía, como bajar el precio de los combustibles y ponerlos entre los más bajos de Centroamérica; derogar algunas leyes que han sido nocivas para el pueblo hondureño, así como también se espera que se pueda instalar una Asamblea Constituyente. Aunque el partido Libre es una coalición de partidos, que aglutina -entre otros – al partido de Salvador Nasralla que no es un partido precisamente social demócrata o de izquierda como se audo denomina Libre.

El propio Nasralla dijo este lunes en una entrevista a CNN que no estaba de acuerdo con una asamblea nacional constituyente; pero Xiomara Castro se ha ratificado en esta posición y que era uno de los pasos a seguir en su programa de gobierno.

Pero en lo que respecta a los pasos a dar en los primeros 100 días tiene que ver con recuperar las empresas estatales, empresas que el Partido Nacional ha privatizado como la de energía eléctrica, la empresa de telefonía (Hondutel) así como una gran cantidad de otras empresas que ayudaban a que la estructura estatal amortiguara toda la economía y que fuera privatizada por la escoba neoliberal profunda y macabra que representaba el Partido Nacional que representa el espectro más conservador del panorama sociopolítico hondureño.

APU:. Ahora, ¿Qué pasa con las caravanas migrantes, ese importante flujo de migración que ha tenido Honduras en los últimos años?; y por otro lado ¿qué se espera que pase con la Base Militar que mantiene Estados Unidos en Honduras y que fuera señalada como una de las responsables del golpe militar contra Zelaya, hay algún posicionamiento concreto sobre qué hacer con relación a esa base militar?

RM:. En torno a eso, son algunos de los puntos bastante importantes y que se han hablado o ha girado en la atmósfera discursiva del Partido Libre pero no se están tocando. En lo que respecta a la Base Militar, mucha de la militancia de Libre es más de izquierda entonces hay un rechazo claro hacia eso, pero se ha manejado un discurso conciliatorio. Quizás en la medida que se consolide el gobierno surjan de nuevo estas posturas ya que muchas personas manejan un cierto antiimperialismo por lo cual no se descarta.

Ya en lo que refiere a la migración, es uno de los puntos que se va a tocar inmediatamente que se instaure el nuevo gobierno, sobre todo para tratar de detener esta cantidad de personas que han migrado ya que desde 2015 la migración hacia Estados Unidos se multiplicó exponencialmente, y es evidente que es una reacción natural frente a las condiciones socioeconómicas en las cuales hemos estado sumergidos los hondureños en estos 12 años de dictadura nacionalista.

APU:. Prácticamente el 80% de economía hondureña gira entorno al informalismo, por lo que la empleabilidad formal en Honduras es muy limitada. En esta dirección quería consultarte sobre las expresiones de Mario Canahuati, quien es el presidente de la Asociación Hondureña de Maquiladores quien saludó la victoria de Xiomara Castro, ¿qué connotación tiene éstas y otras manifestaciones similares en cuanto al apoyo del nuevo gobierno por parte del sector privado?

RM:. Esto es muy interesante y esto hace poco que está saliendo a la luz que cierto sector del empresariado y de la élite económica hondureña, sus manifestaciones denotan que han estado hablando desde hace algún tiempo y decidieron adoptar esta posición. Por otra parte, no me parece extraño por que el gobierno del Partido Nacional empezó a generar unas políticas agresivas contra ellos, entonces generó este tipo de reacciones hacia el gobierno nacionalista. Por lo tanto, no me extraña realmente que cierto sector de la burguesía hondureña, por lo cual considero que sus intereses no son afectados podrían ser conciliatorios y ver con buenos ojos las políticas económicas de un gobierno de tinte socialista.

APU:. Uno de los aspectos detonantes de las acciones contra Zelaya fue el tema económico, su relación con Venezuela pero, perponderamente el tema de la consulta que se proponía a la población…

RM:. … ese es el problema; es que desde las élites hubo una campaña agresiva sobre el retorno del comunismo; ese viejo fantasma y no les funcionó. Y no funcionó porque muchos de los votantes son jóvenes, de 20 a 18 años, cerca de 1 millón de personas jóvenes fueron a votar en estas elecciones y no tienen ni idea de lo que es comunismo o socialismo, simplemente fueron a votar porque querían un cambio e hicieron un barrido extremo de personas que estaban hace 25 o 30 años en el Congreso Nacional haciendo nada y pues, no salieron electos. Por lo cual es muy interesante lo que estamos viviendo porque significa que Centroamérica y las estructuras centroamericanas están pujando por democratizarse.

APU:. Algunos aspectos medulares: 1) – destacable la alta participación en estas elecciones cercano a un 65% y 2) - ¿cómo percibes la forma en que es asumida esta victoria de Libre por parte de los otros poderes del Estado y en particular por los militares?

RM:. Primero, vivimos una participación jamás vista. Tres millones de personas salieron a votar, se venció al abstencionismo aproximándose a un 70% de participación lo cual no se había dado jamás en un sistema eleccionario en Honduras, ni en el sigo XIX ni en el siglo XX. Eso es producto también de tener a una dictadura de un partido político que hizo o llevó adelante una política arbitraria en todos los sentidos.

Por otro lado, el papel de las Fuerzas Armadas ha venido siendo bastante cuestionado desde mucha de la militancia del Partido Libre y de otros sectores también quienes quieren incluso que las Fuerzas Armadas desaparezcan porque las consideran un gasto innecesario. Es una gran cantidad de millones que se gastan en las Fuerzas Armadas, sobre todo por la deslegitimación que tienen actualmente porque han estado muy mencionadas en las cortes de Nueva York y han sido juzgados muchos narcotraficantes hondureños y pues las Fuerzas Armadas sirven y actualmente siguen sirviendo de bisagra, apoyando al cartel que lidera Juan Orlando Hernández.

APU:. Para finalizar consultarte, ¿cómo percibes que será el relacionamiento del gobierno electo con los factores de oposición para la construcción de políticas de estado para sacar adelante al gobierno y al pueblo de Honduras?

RM:. Xiomara Castro ha sido muy contundente en ese sentido, ha dicho que va a armar un gobierno de coalición conciliatorio. En ese sentido, es importante porque va en sintonía con las necesidades democráticas que busca el país. También lo que se debe hacer es restaurar el estado de derecho, en ese sentido muchas de las personas sienten que quienes han cometido actos ilegales, actos de corrupción nocivos deben de pagarlos, por tanto entienden que estas personas deben ser encarceladas y que paguen por los daños que han causado y por haber lacerado las instituciones republicanas y la misma democracia en Honduras.

APU: Para terminar, ¿cómo ves tú, desde tu perspectiva analítica y filosófica la Honduras de la semana pasada antes de la contienda electoral y la Hondura de hoy ya luego de conocidos los resultados de las urnas?

RM:. Lo que percibo es un aire de renovación. Siento que el país está cambiando, sus estructuras están cambiando y un nuevo sujeto está surgiendo. Precisamente de eso hablaba en un vivo que hicimos con algunos amigos sociólogos que los hondureños están en este momento siendo sujetos de su propio destino, retomando las riendas de lo político y reafirmando la necesidad de la vida, de la democracia como reafirmación de la vida ante la muerte de la democracia.

Hemos pasado por un proceso de muerte de las instituciones públicas y de la vida pública, por lo cual ahora se está viviendo un momento de optimismo y de alegría para fortalecer y sacar al país de ese pantano, de esa etapa oscura y crear otro tipo de sociedad más justa, más equitativa.