27 de Septiembre del 2022
Victor Manuel Rodríguez
Se suman denuncias de vigilancia
Periodistas y sindicalistas bajo los radares de la inteligencia policial
Delegación de APU en reunión con Ministro Heber
Foto: Dante Fernández

Una delegación de la Asociación de la Prensa Uruguaya (APU) se reunió en horas de la tarde del lunes 26 de septiembre con el ministro del Interior Luis Alberto Heber en la sede del Ministerio del Interior, ante la denuncia pública realizada por el periodista Gabriel Pereyra.

Mientras que el ministro del Interior Luis Alberto Heber dio por cerrado el caso entorno a las denuncias presentadas por Gabriel Pereyra, sobre “vigilancia y seguimiento” de su labor profesional, APU se mantiene alerta frente a las acciones que el periodista desee llevar adelante.

Fabián Cardozo, presidente de la citada Asociación, dijo al Portal APU.uy que “la reunión fue buena”, al tiempo que resaltó que “nosotros nos damos por enterados” de las acciones llevadas adelante por las autoridades respectivas “pero no significa que cerremos el tema”. “De aquí en más dependemos de la actitud del periodista. Si el periodista quiere denunciar ante la justicia lo acompañaremos”, dijo Cardozo

En diálogo con los medios, Cardozo sostuvo que “este tipo de temas a nosotros nos interesa que no quede solamente como una denuncia pública, que alguien pueda hacer en un medio de comunicación”, afirmando también que “hemos señalado que este tipo de cosas que pasan en otros países de la región antes no llegaban al Uruguay, pero ahora lamentablemente parece que sí”.

Los hechos

El periodista Gabriel Pereyra denunció públicamente que “el tercer jefe del Servicio de Inteligencia policial ordenó tareas de vigilancia y seguimiento sobre mi persona”; para luego expresar que “un nuevo dato que me aporta una fuente policial señala que la orden de investigarlo salió del ministerio, pero no de las autoridades políticas. Del jefe (de Inteligencia) para abajo eran varios los que sabían del caso”, remarcó Pereyra.

El periodista denunciante, en diálogo con MVD Noticias señaló que “una fuente policial en la cual confío me manifestó que el tercero al mando Álvaro Trinidad había dicho a un grupo de policías que me tenían que hacer vigilancia y seguimiento, fundamentalmente por las informaciones policiales que yo daba de casos de corrupción. Supuestamente buscando quiénes eran mis fuentes”.

Pereyra agregó que “la información que tengo es que esta gente de Inteligencia no actúa o no suele actuar por ‘motu propio’ sino que reciben órdenes; pero como dije en el tuit que puse, por lo menos de las autoridades políticas del Ministerio del Interior no creo que estén detrás de esto”, comentó el periodista; al tiempo que sostuvo que “el número cuatro es un policía. Un hombre que trabajó en inteligencia, que se ha molestado mucho por las informaciones que he publicado; de hecho, alguna en el caso del jefe de Policía de (departamento de) Salto (noroeste), en la investigación sobre el mal manejo de los vehículos oficiales le recayó en él. Es un hombre que tiene injerencia directa sobre los servicios de inteligencia”, precisó Pereyra.

Comunicado oficial niega acusaciones de seguimiento a periodistas

Por su parte, el Ministerio del Interior – en comunicado difundido el lunes 26 – afirma que “en la mañana del pasado jueves 22, cinco jerarcas de la Dirección de investigaciones de la Policía Nacional mantuvieron su reunión habitual de novedades diarias”, señalando más adelante que en “ninguna oportunidad fue tema o comentario el periodista Gabriel Pereyra y tampoco se impartió ninguna orden de vigilarlo y seguirlo a él o a cualquier profesional de los medios”.

Dicho comunicado concluye expresando explícitamente que “el Ministerio del Interior ratifica y garantiza el ejercicio pleno de todas las libertades”.

 

Comunicado Min Interior

 

La comunicación oficial sobre el tema denunciado, no precisa si antes o después de la reunión del pasado día 22 se procedió a dictar la orden de seguimiento denunciada por Pereyra.

Legisladores opositores realizan pedido de informes

Ante los hechos denunciados por Gabriel Pereyra, que involucran presuntos hechos de seguimiento y vigilancia a su persona, la bancada de legisladores del opositor partido Frente Amplio ha activado un pedido de informes al Ministerio del Interior.

La información fue difundida por el legislador frenteamplista Charles Carrera, afirmando que estas “viejas prácticas antidemocráticas (…) no se pueden permitir bajo ningún concepto”.

Es así que, invocando lo establecido por el artículo 118 de la Constitución de la República, la Bancada de legisladores del Frente Amplio, solicitaron a la presidenta de la Cámara de Senadores, Beatriz Argimón, que curse al Ministerio del Interior un pedido de informes sobre quién es el tercero al mando de la Dirección General de Información e Inteligencia, quién dio la orden de seguir al periodista Gabriel Pereyra y que se explicite quién o quiénes estaban en conocimiento de dicha orden.

 

Pedido de informes al Min Interior

 

Amenaza grave

El Centro de Archivo y Acceso a la Información Pública (Cainfo), presidido por el periodista Fabián Werner, resaltó el lunes que la “vigilancia policial a periodistas es una amenaza grave que debe ser esclarecida”.

Cainfo expresó desde su portal web que “la vigilancia a un periodista afecta su derecho a buscar y difundir información, por lo que constituye una amenaza a la libertad de expresión. Además, tiene un efecto inhibitorio sobre los demás periodistas y afecta la calidad de la información que llega a la población sobre temas de notorio interés público”.

Para la socióloga y directora ejecutiva de Amnistía Internacional Uruguay, Lucía Pérez Chabaneau, “el caso de Gabriel Pereyra es gravísimo y la respuesta de las autoridades ha sido difusa, poco creíble y carente de garantías”

“La vigilancia ilegal de personas viola el derecho a la privacidad, a la libertad de expresión y puede poner en riesgo la integridad física de la persona. Es terrible que el aparato del Estado vigile a un periodista de investigación porque su actividad incomoda e interpela”, reflexionó Chabaneau.

Piden a ministro Heber controlar “la discrecionalidad de jerarquías”

Ricardo González, dirigente del Sindicato de funcionarios Policiales de Montevideo expresó sobre el caso Pereyra que “es gravísimo, pero lamentablemente no sorprende”, ya que “también nos llegaron de fuentes internas que a los dirigentes nos hacen lo mismo, recuerden que no hay un solo mando en el Ministerio. La discrecionalidad de jerarquías se debe controlar”, resaltó González.

Por su parte, la presidente nacional del Sindicato de Policía, Patricia Rodríguez sostuvo que “el tema es quien es garante de quién en la investigación” ya que es “difícil ser juez y parte, por eso volvemos a reclamar un ámbito fuera del Ministerio que sea objetivo y garantista para los funcionarios y para la sociedad”

Se espera que aún esta semana, integrantes del Sindicato Policial sean recibidos por el ministro del Interior, Luis Alberto Heber ya que denuncian que dirigentes del sindicato están siendo intervenidos en sus comunicaciones sin orden judicial.