17 de Mayo del 2021
Alvaro Pan Cruz
Israel y Palestina en la Franja de Gaza
El horror sin fin
Concentración de OurVoice en la Rambla de Parque Rodó contra los ataques de Israel a Palestina y contra la represión en Colombia.
Foto: Santiago Mazzarovich / adhocFOTOS Derechos Reservados

El conflicto entre Israel y Palestina no está planteado, como casi ningún conflicto bélico, con similitud de poderío. Pero tanto o más perjudicial que los ataques armados son los ataques mediáticos que ubican una situación desventajosa para una de las partes. Hay distintas visiones, pero la comunidad internacional reclama el fin del cese de hostilidades del régimen israelí. 

El sábado 15 de mayo el ejército israelí bombardeó un edificio ubiado en Gaza en el que se encontraban las oficinas del canal televisivo catarí Al Jazeera y también la agencia de noticias estadounidense Associated Press (AP). En los días previos el ejército conocido como las Fuerzas de Defensa de Israel realizaron una escalada de bombardeos sobre la Franja de Gaza, causando, por lo menos, el fallecimiento de 188 personas, entre las cuales había 55 niños y 33 mujeres. Además, siempre según cifras estimadas, estos ataques ocasionaron que 1.230 personas resultaran heridas.

El domingo 16, al día siguiente del ataque a las sedes periodísticas, se reunió de urgencia el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. Al finalizar ese encuentro el secretario general de la ONU, António Guterres, demandó la detención inmediata de combates entre israelíes y palestinos. “Las hostilidades ya han causado una muerte inconcebible, un inmenso sufrimiento y daños a la infraestructura vital", afirmó.

En la madrugada del lunes 17 aviones israelíes de combate lanzaron una nueva serie de ataques aéreos en la Franja de Gaza, en el inicio de la segunda semana de hostilidades desde que estalló la escalada de violencia entre Israel y el movimiento Hamás. "Nuestros aviones de combate están atacando actualmente objetivos terroristas en Gaza", confirmaron a través de Twitter las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI). Esos nuevos ataques se registraron luego de que esas mismas fuerzas israelíes lanzaran un ataque contra un centro de inteligencia de Hamás.

En tanto han proliferado las reacciones a nivel internacional por esta escalada de violencia en la franja de Gaza. El senador estadounidense del Partido Demócrata, Berniie Sanders lamentó la devastación “inconcebible” de Gaza debido a los ataques israelíesy abogó por un inmediato alto el fuego. “La matanza de palestinos e israelíes debe terminar”, afirmó Sanders. Pero también criticó los casi 4 mil millones de dólares anuales en ayuda militar que proporciona Washington a Israel, recalcando que “es ilegal que la ayuda de Estados Unidos apoye violaciones de los derechos humanos”. También desde EE.UU., la congresista Alexandria Ocasio-Cortez responsabiliza al Gobierno del presidente Joe Biden por los crímenes israelíes, al que acusó de practicar el apartheid.

A su vez el Papa Francisco se sumó a las condenas contra la violencia, lamentando las muertes civiles, sobre todo de más de medio centenar de niños, y llamó a la calma. En tanto la ONG  Amnistía Internacional asegura que los bombardeos israelíes constituyen crímenes de guerra por dirigirse contra la población civil. Insta a que estos ataques sean investigados por la Corte Penal Internacional. Sobre todo los de este sábado, efectuados contra el campo de refugiados Al Shati y el edificio al Yala, que alojaba las oficinas de varios medios de información internacionales.

El pasado sábado 15 de mayo se cumplieron 73 años de "la Nakba" (catástrofe), término utilizado por los palestinos para recordar el inicio de la ocupación de su territorio por parte del movimiento sionista, un día después de que Ben Gurion proclamara, en 1948, la independencia del Estado de Israel. "Lo que vive mi pueblo hoy, es lo mismo que vivió ayer, anteayer, y lo mismo que vivirá mañana. Aquella vez anexaron el 78% de Palestina y en 1967 (en la Guerra de los Seis Días) completaron la ocupación del 22% restante", recuerda Husni Abdel Wahed, embajador palestino en Argentina. (tomado de Palestinalibre.org).

Desde la medianoche del domingo 16 y madrugada del lunes 17 se registraron más de 70 ataques israelíes contra la Franja de Gaza. Las acciones se concentraron en las cercanías del complejo gubernamental de Ansar, donde se encuentran las oficinas del Ministerio del Interior y las fuerzas de seguridad gazatíes. Justamente los operativos tenían como objetivo “los emplazamientos militares” de las facciones palestinas, según afirman fuentes israelíes. En paralelo, el régimen israelí ha continuado reprimiendo a los palestinos en el barrio de Sheij Yarrah en A-Quds (Jerusalén) y el resto de la ocupada Cisjordania.

Una investigación de la cadena catarí Al-Jazeera revela que Israel ha utilizado las bombas estadounidenses, como GBU-31 y GBU-39, que son altamente explosivas y destructivas en sus ataques a Gaza. El régimen sionista no cesa sus ataques contra la Franja de Gaza y dirige sus ataques contra la población e infraestructura civiles. Israel, además de considerar justificado el asesinato de civiles, vincula sus bombardeos con los ataques de represalia de la Resistencia palestina lanzados desde Gaza, que han dejado daños en las posiciones israelíes en los territorios ocupados de Palestina. En tanto el Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS) aseguró que Netanyahu está tratando de comercializar una victoria delirante para encubrir su fracaso ante las sorpresas de la Resistencia.

No se avizora un cese de las intervenciones armadas en este conflicto que en 70 años supuso que Palestina perdiera un 70 por ciento de su territorio. Desde 1947 a la fecha, cuando el Consejo de la Organización Mundial de las Naciones Unidas decidió ceder el derecho del 52 por ciento del territorio palestino a Israel.

Compartimos un video de la cadena HispanTV: https://www.youtube.com/watch?v=H4OMBDF60Bo